sábado, 23 de junio de 2018

La selección dirigida por Osorio ha dado un paso de gigante en su objetivo

El partido del sábado ante México en Rostov del Don pone en una situación incómoda a Corea del S. Tras su derrota, precisa una campaña heroica para llegar a octavos por el Grupo F, donde disputa su último partido con Alemania. México va a llegar en cambio con la confianza por las nubes, tras superar a un enorme aspirante y con 3 puntos que lo confirman como aspirante del Grupo al lado de la campeona para avanzar a octavos de Rusia dos mil dieciocho.


México dio una de las grandes sorpresas de la primera jornada de la fase Grupos venciendo a la actual campeona del Mundo, Alemania, por 0-1, con tanto del joven talento Lozano, jugando maravillosamente y sabiendo padecer cuando debió hacerlo. La selección dirigida por Osorio ha dado un paso de gigante en su objetivo de poder estar en los octavos de la Copa del Mundo, pues ha logrado vencer al contrincante más difícil del Grupo.


Ahora procurará ante Corea del S. sumar otros 3 puntos que le dejen lograr el billete para la fase eliminatoria en un Grupo nada fácil. México, que llegó al Mundial con determinados inconvenientes internos, semeja haberse olvidado todo merced al gran resultado cosechado ante Alemania y el apoyo de su afición, primordial motivación para hacer algo grande en Rusia. Ver México vs Corea del Sur EN VIVO Mundial 2018 Online


La última vez que se han visto las caras estas 2 selecciones fue en un amistoso jugado en dos mil catorce donde México le endilgó un cuatro-0 resaltando la enorme actuación de Pulido anotando un hat-trick. México es la favorita para lograr el triunfo en este partido que corresponde a la segunda jornada del Grupo F. Va a ser un partido de lo más disputado mas si nos debemos decantar por alguien lo hacemos por la tricolor por el hecho de que tras haber logrado vencer a la campeona del Mundo, va a jugar su segundo choque con mucha confianza y también ilusión de poder lograr el billete a los octavos.
Compartir en:

Copyright © Arquidiocesis GDL